Inicio | Preguntas frecuentes | Contacto | Buscar en la web: Buscar  
La muestra comprendió un total de 125 artefactos los cuales fueron manufacturados a partir de la corteza del fruto seco de la especie Lagenaria sp. o comúnmente llamado "mate". Desde periodos iniciales fue el material tradicionalmente empleado para fabricar recipientes.

Es importante señalar que los mates catalogados se relacionan con periodos tardíos asociados a los estilos denominados Ancón, Chancay y Chimú.

Entre las principales formas registradas se obtuvieron cuencos y platos en; sin embargo, también se observo la presencia de caleros y tapas. Algunos de los ejemplares mostraban reparaciones realizadas durante épocas prehispánicas mediante el empleo de hilos y resina reflejando el constante uso y gran importancia que se le dio al artefacto.

Presencia de mates con diseños pirograbados en el que se representan tanto diseños simples como complejos, diseños naturalistas (aves estilizadas, volutas, etc.) como abstractos (figuras geométricas p.ej.).

En ciertos casos se pudo evidenciar la presencia de artefactos en el interior de los mates como fragmentos de cal, textiles, restos botánicos (fibra de algodón, semillas, etc.), restos malacológicos, entre otros.

En el antiguo Perú, un tipo de calabaza conocido comúnmente como "mate" (Lagenaria siceraria) sirvió como materia prima para la elaboración de recipientes. Con la aparición de la cerámica, su forma será tomada como modelo en la producción de vasijas.  Desde los primeros tiempos hasta la actualidad, el mate fue utilizado principalmente para contener líquidos y granos. Además, se convirtió en un medio de expresión artística al plasmarse en su superficie figuras humanas y sobrenaturales, plantas y animales.

En la colección destacan los mates con diseños relacionados al mar como olas, aves marinas y peces.